HORARIO DE MISAS

...........................................
HORARIO EUCARISTÍAS
...........................................

- Asunción: de lunes a sábado a las 19:30h y domingo a las 10:00h, 12:00h y 19:30h.

- Soledad: templo cerrado temporalmente.

- San Francisco: templo cerrado temporalmente.
..........................................

Pincha y lee el Con Vosotros de cada semana

HISTORIAL 1er TRIMESTRE

DECRETO DEROGANDO LAS RESTRICCIONES EN LA CELEBRACIÓN DEL CULTO PÚBLICO

El obispo de Ciudad Real, don Gerardo Melgar Viciosa, publica un decreto comunicando las nuevas medidas de prevención en la celebración del culto público.

Con fecha 24 de junio de 2020 hice público un Comunicado sobre las nuevas medidas de prevención en la celebración del culto donde, basándome en la norma «no se autorizarán concentraciones de personas donde no se pueda controlar el aforo» recogida en el Decreto 24/2020, de 19 de junio, de la Consejería de Sanidad de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, se prohibía la celebración de procesiones en nuestra Diócesis, dado que la mayoría de las poblaciones cuentan con un gran número de habitantes y concentran un gran número de personas para participar en ellas, haciendo difícil de controlar que se pudieran respetar las medidas establecidas por a autoridad sanitaria.
 
La Consejería de Sanidad publicaba, el 23 de septiembre de 2021, un nuevo Decreto 96/2021, ante los últimos indicadores sobre la evolución de la pandemia en Castilla-La Mancha, que son favorables y muestran una tendencia sostenida descendente tanto en el contagio como en la presión hospitalaria derivada de la enfermedad, donde se suprimen gran parte de las restricciones existentes hasta ahora en las distintas actividades.
 
Teniendo en cuenta cuanto se expresa en dicha normativa de las autoridades sanitarias, a partir de la fecha del presente
 

Decreto (5/2021)

 
se derogan las restricciones existentes en la Diócesis en la celebración del culto público, entre las que se encuentra la celebración de procesiones.
 
Desde este momento, cada párroco, con el Consejo Parroquial de Pastoral, decidirá sí en los actos de culto público, que se puedan programar y realizar, se van a poder cumplir las normas que según el Decreto 96/2021, de 23 de septiembre, debe seguir observándose, especialmente cuanto se recoge en el art. 5 (nn. 4, 5 y 6), así como el art. 10, referido a las Medidas de higiene y prevención en la celebración de actos de culto religiosos, a excepción de cuanto se expresa en el n. 4: «Se limitará al menor tiempo posible la celebración de encuentros o celebraciones», por considerarlo discriminatorio en comparación con las demás actividades, donde no se especifica cuánto debe ser la duración de las mismas.
 
Publíquese este Decreto en el Boletín Oficial de este Obispado y envíese copia a los Párrocos para su público e inmediato conocimiento.
 

Dado en Ciudad Real, a 28 de septiembre de dos mil veintiuno.
 
+ Gerardo Melgar Viciosa
Obispo de Ciudad Real
Prior de las Órdenes Militares

CATEQUESIS PRIMERA COMUNIÓN

     Estimados padres y madres:

 

    La parroquia vuelve a convocaros para que, si es vuestro deseo, y recordando vuestra obligación de educar cristianamente a vuestros pequeños que asumisteis en el momento del bautizo de vuestros hijos, podamos retomar la actividad catequética, y ayudaros para el conocimiento del anuncio de vida y paz de Jesucristo, reflejado en el evangelio y hecho vida en la comunidad cristiana.

 

     Los niños que este año comienzan la actividad catequética tendrán sus sesiones respectivas todos los lunes, y ésta, como ya se hiciera el curso anterior, será realizada en dos sesiones para mitigar los efectos de crisis sanitaria que, aun, estamos viviendo. Agradezco la generosidad de las catequistas ya que sin ellas no podríamos realizar esta actividad con todos los cuidados pertinentes.

 

      Las sesiones serán de 16:30h a 17:15h, y de 17:30h a 18:15h. Por ello os pedimos que estos horarios los tengáis en cuenta a la hora de las actividades extraescolares. Muchas familias sabéis que los niños que empiezan la catequesis este año teníais que reservar los niños a plena disponibilidad.

 

        Para los niños de 2º y 3º año ya sabéis los horarios y los días, pues al término del curso anterior ya se os comentó esta cuestión. La ficha de este año se la entregarán sus catequistas iniciado el curso.

 

       Así las cosas, los padres del primer año de catequesis, es decir, los que van a iniciar la actividad catequética en la parroquia, tenéis que:

 

- Descargar la ficha de inscripción del adjunto de la página web de la parroquia.

- Rellenar los datos pertinentes para la identificación de los pequeños.

- Adjuntar una foto, tipo carnet. No olvidéis pegarla en la parte superior de la ficha.

- Y entregarla el próximo martes, 21 de septiembre en horario de 16:30h a 18:00h.

 

       Os recordamos, también, que es necesaria la participación en la Eucaristía dominical. Aunque la catequesis es una actividad muy importante, la celebración de la santa Misa es necesaria, vinculante para las familias.

 

       Por ello, ya de antemano, os anunciamos que la celebración de la santa Misa para los niños de 1º y 2º año de catequesis de preparación para la Primera Comunión será los domingos a las 12:00h. Es la Eucaristía de las Familias para los más pequeños. Y la celebración de la Santa Misa para los de 3º año de preparación para la Primera Comunión será los sábados en el horario de la Misa de la tarde.

 

       Ánimo con esta tarea propia de familias y parroquia, en la que la parroquia se vuelve a volcar con vosotros para ayudaros en esta tarea.

 

       Recibid un saludo cordial y mis oraciones por todos y para todos.

Ficha de Inscrip 1º Catequesis
FICHA DE INSCRIP 1º CATEQUESIS. ASUNCIÓN
Documento Adobe Acrobat 223.9 KB

ADORACIÓN AL SANTÍSIMO

Retomamos la Adoración al Santísimo todos los jueves desde este jueves 23 septiembre. En clima de silencio, para la oración personal, todos los jueves ofrecemos la posibilidad de orar ante Jesús Sacramentado en el templo parroquial de la Asunción. Comenzamos a las 18:00. A las 19:00 invocaremos a la Virgen María, Madre de la Iglesia, intercesora de las familias y las vocaciones, con la oración del Rosario Vocacional. Y tras esta oración celebraremos la Santa Misa a las 19:30. 
.

    Decía Santa Teresa de Jesús que la oración es "tratar de amistad con quien sabemos nos ama". Aprovechemos estos momentos ofrecidos por la parroquia para incrementar nuestra amistad con Jesucristo, y pedir por la consolidación de los matrimonios de la parroquia y por el aumento de vocaciones a la vida sacerdotal.

   .

      Os esperamos.

EL PAPA A LOS CATEQUISTAS: EL CORAZÓN DE LA CATEQUESIS ES "JESÚS TE AMA Y NO TE ABANDONA"

El Santo Padre Francisco recibió este viernes en audiencia en el Vaticano a los responsables de las Comisiones de Catequesis de distintas Conferencias Episcopales Europeas. En su discurso el Papa agradeció a los catequistas por su gran labor de evangelización y los animó a recordar sin cansarse el anuncio que se convierte en el corazón de la catequesis: «¡Jesucristo resucitado te ama y nunca te abandona!»

El viernes 17 de septiembre, a la hora del mediodía romano, el papa Francisco recibió en audiencia en la Sala Clementina del Vaticano a los responsables de las Comisiones de Catequesis de las Conferencias Episcopales Europeas que participaron en el encuentro promovido por el Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización bajo el lema «Catequesis y catequistas para la nueva evangelización».

Se trata de un evento para debatir, como responsables de la catequesis de las Iglesias particulares en Europa, la recepción del nuevo Directorio para la catequesis, publicado el año pasado.

En su discurso, el Santo Padre les dio la bienvenida y agradeció a Monseñor Rino Fisichella (presidente del Consejo) por esta iniciativa, que seguramente -añadió Francisco- «se extenderá también a las Conferencias Episcopales de los demás continentes, para que el camino catequético común se enriquezca con las múltiples experiencias locales».

Celebración eucarística: lugar privilegiado de la catequesis

Haciendo alusión a su reciente viaje apostólico a Budapest en el que participó de la clausura del Congreso Eucarístico Internacional, el Pontífice subrayó que esta ocasión «es propicia para comprobar cómo el gran compromiso de la catequesis puede ser eficaz en la labor evangelizadora si mantiene su mirada fija en el misterio eucarístico».

En este sentido, el Santo Padre subrayó la importancia de no olvidar que el lugar privilegiado de la catequesis es precisamente la celebración eucarística, «donde los hermanos se reúnen para descubrir cada vez más los diferentes modos en que Dios está presente en sus vidas».

El corazón de la catequesis: «Jesús te ama y no te abandona»

Por otra parte, el Papa argumentó en su alocución que la catequesis -como subraya el nuevo Directorio- «no es una comunicación abstracta de conocimientos teóricos que hay que memorizar como si fueran fórmulas matemáticas o químicas»sino una esencia mucho más profunda:

«Es más bien la experiencia mistagógica de quien aprende a encontrar a sus hermanos allí donde viven y trabajan, porque él mismo ha encontrado a Cristo, que le ha llamado a ser discípulo misionero. Debemos insistir en indicar el corazón de la catequesis: ¡Jesucristo resucitado te ama y nunca te abandona! Este primer anuncio nunca puede encontrarnos cansados o repetitivos en las distintas etapas del camino catequético»

De ahí que Francisco instituyera el ministerio de catequista «para que la comunidad cristiana sienta la necesidad de despertar esta vocación y de experimentar el servicio de algunos hombres y mujeres que, viviendo la celebración eucarística, sientan más vivamente la pasión por transmitir la fe como evangelizadores».

El Papa recuerda a las catequistas de su Primera Comunión

En este contexto, el Santo Padre compartió con los presentes un bonito recuerdo de su infancia: su vínculo con las dos mujeres catequistas y una religiosa que lo ayudaron a prepararse para recibir, por primera vez, el sacramento de la Comunión.

«Recuerdo con cariño a las dos catequistas que me prepararon para la Primera Comunión. Continué mi relación con ellas como sacerdote y también con una de ellas, que aún vive, como obispo, y sentí un gran respeto, incluso un sentimiento de agradecimiento, como una veneración, sin hacerla explícita. ¿Por qué? Porque eran las mujeres que me habían preparado para la Primera Comunión junto con una religiosa»

Francisco explicó su deseo de compartir esta experiencia porque para él, «fue algo hermoso» y luego pudo acompañarlas hasta el final de sus vidas, «a ambas».

Por otra parte, el Papa contó que también pudo acompañar a la religiosa, que lo preparó en la parte litúrgica para la comunión: «ella murió y yo estuve allí, con ella, acompañándola. Hay una cercanía, un vínculo muy importante con los catequistas», afirmó.

Catequistas: «Anuncien el Evangelio de la misericordia»

Asimismo, el Pontífice hizo hincapié en que el catequista y la catequista «son testigos que se ponen al servicio de la comunidad cristiana, para apoyar la profundización de la fe en lo concreto de la vida cotidiana», es decir, «son personas que anuncian incansablemente el Evangelio de la misericordia; personas capaces de crear los necesarios vínculos de acogida y cercanía que permiten apreciar mejor la Palabra de Dios y celebrar el misterio eucarístico ofreciendo los frutos de las buenas obras».

Para concluir, el Papa quiso transmitir, a través de los participantes de este encuentro, su agradecimiento personal a los miles de catequistas de Europa:

«Pienso, en particular, en los que, a partir de las próximas semanas, dedicarán un gran esfuerzo a los niños y jóvenes que se preparan para completar su camino de iniciación cristiana. Pero pienso además en todos y en cada uno de los catequistas. Que la Virgen María interceda por ustedes, para que sean siempre asistidos por el Espíritu Santo. Los acompaño con mis oraciones y mi bendición apostólica. Y también ustedes, por favor, no se olviden de rezar por mí. Gracias»

HORARIO DE OTOÑO/INVIERNO

        A todos los fieles de esta parroquia de Ntra. Sra. de la Asunción de Puertollano.
     
     Desde el domingo 12 de septiembre del actual, cambiamos el horario de la celebración eucarística de la tarde.
     Así pues, desde el domingo 12 septiembre celebraremos la Eucaristía a las 19:30h, adoptando este nuevo horario durante lo que queda de mes de septiembre, y para el otoño e invierno próximos.

      Las celebraciones, por tanto y hasta nuevo aviso, tendrán el siguiente horario:

 

  • De lunes a sábadomisa en la Asunción a las 19:30h.
  • Domingomisa en la Asunción a las 10:00h, 12:00h y 19:30h.
    Que nuestra pertenencia a la comunidad eclesial nos ayude a vivir intensamente la celebración litúrgica de la fe todos los domingos. Ya que desde la Eucaristía crece y vive la Iglesia, formada por todos los bautizados.
    Seguiremos con el voluntariado de puerta, pues facilita el acceso al templo parroquial, nuestra disposición en el interior, y a recordarnos que aún tenemos que guardar distancia dentro del templo, salvo familiares convivientes, y recibir las dosis de gel hidroalcohólico a la entrada y a la salida.

EXALTACIÓN DE LA SANTA CRUZ Y VIRGEN DE LOS DOLORES

El martes, 14 de septiembre, día de la Exaltación de la Santa Cruz, tendremos la función de la cofradía de la Veracruz y nuestra señora de la Soledad en el templo de la Asunción a las 19:30h.

Al día siguiente, el 15 de septiembre, celebraremos la función de la Virgen de los Dolores también en el templo parroquial de la Asunción a las 19:30h.

¡¡¡FELIZ DÍA DE LA VIRGEN DE GRACIA!!!

Hoy, 8 de septiembre, Natividad de la Virgen María, nos unimos todos los puertollanenses con nuestra patrona para la celebración de este día tan especial. En nuestra parroquia tendremos Eucaristía esta tarde a las 20:30h.

La fiesta de la Natividad de María nos recuerda que detrás de cada nacimiento está el amor de Dios, que desde siempre nos ha conocido y amado.

Virgen de Gracia siempre dispuesta y solícita, bendice e intercede por tu pueblo de Puertollano y haz que sepamos siempre crecer en tu amor.

 

¡Viva la Virgen de Gracia!

¡Viva nuestra patrona!

¡Viva nuestra Madre!

NATIVIDAD DE LA VIRGEN MARÍA

El Señor reveló el pecado original a Israel desde el principio, desde la caída de Adán y Eva (Gen 3). Y los judíos conocieron su propia condición pecadora, congénita a todos los hombres: «En la culpa nací, pecador me concibió mi madre» (Sal 50,7). Pero el Señor, tras la caída, maldijo al diablo en el Edén: «Pongo perpetua enemistad entre ti y la mujer» (3,15). Y al fundar el Pueblo elegido, prometió a Abraham que «serán bendecidas en ti todas las familias de la tierra» (Gen 12,3). Israel, al paso de los siglos, alternando fidelidades y pecados, persevera en la esperanza de un Salvador, de una nueva Eva, que vencerán al diablo.

 

 

Espera Israel al Salvador, sí; pero también a su misterioso origen en el mundo, porque sabe que «el Señor mismo os dará la señal: He aquí que la virgen grávida da a luz un hijo, y le da por nombre Emmanuel», Dios con nosotros (Is 7,14).  

 

El Nacimiento de la Santísima Virgen María

En el nacimiento de María, una luz maravillosa se enciende por fin en la oscuridad del mundo. La Aurora de la Luz, predestinada por Dios, por obra del Espíritu Santo, nos trae al Salvador que viene a «iluminar a  los que están en tinieblas y sombras de muerte, para enderezar nuestros pasos por el camino de la paz» (Lc 1,29).  La primera Eva nos trajo pecado, oscuridad y muerte. La nueva Eva nos trae gracia, luz y vida.

Es lógico que en el Año litúrgico de la Iglesia se celebre la memoria de los santos en el día de su muerte, es entonces cuando se ha detenido su crecimiento en la vida de la gracia; y cuando pasan definitivamente de la muerte a la vída: es el dies natalis. Solamente celebra la Iglesia el nacimiento de Jesús, de María, y de San Juan Bautista. Celebramos el nacimiento de María porque desde antes de nacer es ya la Llena de gracia, exenta de todo pecado, preservada en total santidad para venir a ser Madre de Jesús. Y celebramos el nacimiento de San Juan Bautista porque fue santificado antes de nacer: «Así que oyó Isabel el saludo de María, se estremeció el niño de gozo en su seno» (Lc 1,41), y quedó purificado por la presencia de Jesús en el seno de María, que estaba hecha una Custodia eucarística.

 

El nacimiento de María es la gloria de la naturaleza humana

Nacida María según las leyes de la naturaleza humana, y elegida para la Maternidad divina, Ella nos demuestra que nuestra naturaleza no es una natura corrupta, incapaz de recibir la salvación, y menos aún la filiación divina. Por eso canta la liturgia Tota pulchra es, Maria, et macula originalis nos est in te… Tu, gloria Jerusalem, Tu laetitia Israel, Tu honorificentia populi nostri… Nacida sin pecado, llena de gracia, en ella, hija de Abraham, del linaje de David, «serán bendecidas todas las naciones de la tierra», porque nos trae al Salvador del mundo. Con  toda humildad y verdad declara de sí misma: «Todas las generaciones me llamarán bienaventurada» (Lc 1,48). Así es, y así será por los siglos de los siglos. Amén.

Como el anciano Simeón toma en brazos al niño Jesús, presentado en el templo, hoy en la Iglesia tomamos en los brazos de nuestra fe y caridad a la niña María recién nacida. Y bendiciendo a Dios decimos: «Ahora, Señor, puedes dejar a tu siervo irse en paz, porque han visto mis ojos al origen de nuestra salvación» (cf. Lc 2,29).

Sabemos que esta niña tan chiquita va a ser la Madre del Salvador del mundo, la Madre de Dios, la «mujer envuelta en sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre la cabeza una corona de doce estrellas» (Ap 12,1), texto misteriosamente relacionado con aquel del Génesis : «Ésta te aplastará la cabeza cuando tú la hieras en el talón» (Gen 3,15).

 

Infinita en la humildad y la majestad

En el maravilloso designio de Dios providente, María nace como humilde hija de David, de una estirpe davídica sin gloria mundana. Vive en la menospreciada Galilea, al norte del Israel prestigioso: «Investiga y verás que de Galilea no ha salido profeta alguno» (Jn 7,52). Esta María casado con un carpintero, y vive en una aldea apenas conocida: «¿De Nazaret puede salir algo bueno» (Jn 1,46).

Poco hablan de ella los evangelistas, aunque muy importante. Se acomodaban a los modos habituales de su entorno, que tanto sujetaban la esposa al esposo, San Mateo no registra la genealogía materna de Jesús, sino sólo la de San José, su padre legal. San Pablo no cita las apariciones del Resucitado a las santas mujeres, y no menciona a María, aunque alude a su misterio, diciendo de Jesús, «nacido de mujer» (Gál 4,4). Aparte de los condicionamientos culturales, parece claro que ha de verse en esa sobriedad silenciosa un designio altísimo de Dios providente: es providencia del Señor que la vida de María esté «escondida con Cristo en Dios» (Col 3,3).

Ya advirtió San Ignacio de Antioquía (+107) que Dios había guardado el misterio de María en el silencio: Así «quedó oculta al príncipe de este mundo la virginidad de María y el parto de ella, del mismo modo que la muerte del Señor: tres misterios sonoros que se cumplieron en el silencio de Dios» (Efesios XIX,1).

San Bernardo (+ 1153): «Loable virtud es la virginidad, pero aún más necesaria es la humildad. Puedes salvarte sin la virginidad, pero no sin la humildad». La misma María dice: «“Miró el Señor a la humildad de su sierva” mucho más que a la virginidad. Y aunque por la virginidad agradó a Dios, con todo, concibió por la humildad. De donde consta que la humildad fue la que hizo también agradable su virginidad» (Hom. sobre la Virgen Madre I,5).

Pero María es «la Gloriosa», como la llama Gonzalo de Berceo (+1264), y lo es también por designio de Dios providente: «Todas las generaciones me llamarán bienaventurada». Ella es la Hija del Padre, la Esposa del Espíritu Santo, la Madre de Cristo. Ella es la Aurora maternal del que es la Luz del mundo, el Salvador único de la humanidad. Ella es el punto de paso entre el Antiguo y el Nuevo Testamento. Después de su Hijo, es Ella lo más santo y santificante de la Alianza antigua y de la Nueva. Es la Nueva Eva, la verdadera «madre de todos los vivientes» (Gen 3,20).

Dignare me laudare te, Virgo sacrata.

 

Poco se sabe de las circunstancias y datos concretos acerca del Nacimiento de María, la Virgen. El Protoevangelio de Santiago, apócrifo de finales del siglo II, da algunos detalles. Pero, como es lógico, la Iglesia antigua guardó de un hecho tan extraordinario una tradición constante, que poco después de los Concilios de Éfeso (431) y de Calcedonia (451), vino a celebrarse en el curso anual de la liturgia. Son numerosas las predicaciones de los Santos Padres sobre el nacimiento de María, especialmente entre los Orientales.

Destaca el formidable sermón del arzobispo San Andrés de Creta, que la Liturgia de las Horas recoge en el Oficio de lectura (8 septiembre). Nació en Damasco hacia el 660, profesó la vida monástica, fue notable por sus sermones y por sus himnos litúrgicos. Nombrado arzobispo de Gortina en Creta, allí dedicó un Santuario a la Virgen, con el título de la «Fuente Viva». Murió en el año 740.

A mediados del siglo VII se comenzó a celebrar en Roma la Natividad de la Virgen, con la PurificaciónAnunciación Asunción de María, en un tiempo en que la violencia del Islam provocaba emigraciones en las regiones sujetas a su yugo. En tiempo del papa Inocencio IV (1243-1254) llegó a tener Octava propia. Actualmente es fiesta no de precepto.

Ave, María purísima.

–Sin pecado concebida.